Familias escuintlecas esperan donación de Israel

Familias escuintlecas esperan donación de Israel

Familias escuintlecas esperan donación de Israel 

Los terrenos están listos para construir las viviendas.

Un total de 39 familias residentes en comunidades de la zona del volcán de Fuego, las que después de la catástrofe del 3 de junio de 2018.
Están a la espera de una donación ofrecida por el país de Israel, consiste en darles un terreno con casa por familia para que tuvieran una vivienda digna fuera de todo peligro.

El ofrecimiento de la donación fue hecha por el Primer Ministro israelita Benjamín Netanyahu, a través de la Embajada de Israel en Guatemala con el apoyo del Gobierno guatemalteco.

El lugar elegido para la adquisición de los terrenos fue el Proyecto habitacional Cañadas de Guatelinda, ubicado en el Municipio de Escuintla. Al que también se denominó por parte de el Rabino Yosef Garmón "La Villa de Jerusalem".

Incluso en la primera quincena de diciembre del 2018 la esposa del primer Ministro de Israel, Sara Netanyahu acompañada de la Primera dama de Guatemala Patricia de Morales estuvieron en el Proyecto habitacional mencionado.

Donde colocaron la primera piedra para la construcción de las casas señaladas, sin embargo el tiempo voló y las familias afectadas siguen esperando.

Consultadas las partes involucradas se informó que por parte de Israel el monto asignado para la compra de los terrenos y construcción de las casas, está en la Embajada de Israel en Guatemala.

Por el lado del Gobierno guatemalteco se dijo que CONRED se encargaría de sacar el listado de las familias beneficiadas, documento que supuestamente fue entregado al Ministerio de Infraestructura y Vivienda.

Quien a su vez lo estaría presentando al Presidente de la República para que le dé el visto bueno, pero a la fecha ese procedimiento no se ha realizado.

Mientras que los personeros de la mobiliaria manifestaron que los terrenos están listos para iniciar la construcción de las casas y que al igual que las 39 familias, están a la espera que se haga el desembolso del dinero para construir las viviendas.

Lo cierto es que el coloso de fuego es una constante amenaza pues no detiene su actividad eruptiva, con retumbos fuertes, constante fumarola y flamas de fuego manteniendo la zozobra entre los habitantes de las comunidades de la región del volcán.