Cómo es el moderno tratamiento contra el cáncer de hígado

Uno de los grandes retos de la oncología actual es lograr que los tratamientos tengan el suficiente potencial para destruir las células tumorales y que no afecten los tejidos sanos. Y en esa dirección, la tecnología y la medicina se unen para avanzar a pasos agigantados en pos del beneficio del paciente.

Aprobada en la Argentina para el tratamiento de tumores inoperables localizados en el hígado, existe una nueva terapia que consiste en la aplicación -a través de un cateter- de millones de microesferas cargadas con material radiactivo, dirigidas directamente al tumor.

Éstas se alojan en los vasos sanguíneos que alimentan el tumor, destruyendo las células cancerosas con una carga de radiación que es hasta 40 veces más intensa que la emitida por la radioterapia convencional.

"Fuimos el primer país en toda América -a excepción de Estados Unidos- donde obtuvimos el permiso para utilizarla. Es un tratamiento complejo, que requiere de muchos recursos tecnológicos, institucionales y humanos", explicó a Infobae el doctor Ricardo García Mónaco, jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano.

El cáncer de hígado es el sexto cáncer más común en el mundo y la segunda causa principal de muerte relacionada con el cáncer.

"Existe más de una clase de cáncer de hígado primario: el carcinoma hepatocelular (cáncer hepatocelular); el colangiocarcinoma intrahepático (cáncer de conducto biliar); el angiosarcoma, el hemangiosarcoma y el hepatoblastoma", detalló García Mónaco.