¿Sabían que el cuerpo de la abeja no está hecho para volar?

¿Sabían que el cuerpo de la abeja no está hecho para volar?

La abeja no lo sabe de lo contrario no volararia.

Los antófilos conocidos comúnmente como abejas, son un caldo de insectos himenópteros, sin ubicación en categoría taxonómica. Dentro de la superfamilia Apoidea.

Se trata de un linaje monofilético con 20, 000 especies conocidas, las abejas al igual que las hormigas evolucionaron a partir de avispas.

En la NASA, tienen colgado un cartel de unas abejas donde se lee lo siguiente: “Aerodinámicamente el cuerpo de una abeja no está hecho para volar, lo bueno es que la abeja no lo sabe”.

La ley de la física dice que una abeja no puede volar, cada principio aerodinámico dice que la amplitud de sus alas es muy pequeña, para conservar su enorme cuerpo en vuelo pero la abeja no lo sabe.

Ella no conoce nada de la física ni su lógica y vuela de todas formas, eso es lo que todos deberiamos hacer, volar y prevalecer en cada instante ante cualquier dificultad y ante cualquier circunstancia a pesar de lo que digan.

Seamos abejas que sin importar el tamaño de nuestras alas, alcemos vuelo y disfrutemos del polen de la vida y pasemos maravillosos días.