Desarrollo Tecnológico en Guatemala

Desarrollo Tecnológico en Guatemala

Desarrollo Tecnológico en Guatemala

En nuestro país vemos que no hay suficiente capacidad científica y tecnológica, sin embargo es satisfactorio contar con distinguidos profesionales que, con sus investigaciones, han colaborado en el desarrollo tecnológico del país y beneficiado a todos los guatemaltecos.

Muchos de nuestros conciudadanos se han hecho merecedores de una gran cantidad de premios y reconocimientos dentro y fuera de Guatemala, por sus méritos y aportes al desarrollo nacional.

Federico Lehnhoff junto con Eduardo T. Cabarrús desarrollaron en 1910, el café soluble desde Francia, pero por la Primera Guerra Mundial  no se pudo comercializar, quedando la patente en ese país y la fórmula que actualmente se usa es la misma, pues no ha sido mejorada.

En ese mismo año el ingeniero y caficultor guatemalteco, Roberto Okrassa, desarrolló en su finca de Antigua Guatemala una retrilla quebradora y pulidora que sigue siendo utilizada mundialmente.   Su invento recibió el nombre de "Retrilla Okrassa".

Un poco más reciente, investigaciones sobre la formación de híbridos y maíces de alta calidad de proteínas para Guatemala y Centroamérica, fueron llevadas a cabo por el ingeniero Alejandro Fuentes Orozco, quien a dedicado su vida al estudio de la genética y a mejorar el rendimiento de los cereales, el frijol, el sorgo, el ajonjolí, el arroz y las hortlizas entre otras.